Como centro especializado en barnizados y lacados en Toledo, sabemos que desde hace unos años hay una tendencia que parece haber venido para quedarse: las puertas de interior lacadas en blanco. Muchas personas que cambian las puertas de sus viviendas y otras que deciden pintar las que tienen, optan por esta solución que ofrece muchas ventajas, tal y como te vamos a contar a continuación.

En términos generales, unas puertas interiores blancas, además de combinar con todo tipo de estéticas, dan lugar a estancias más bonitas, elegantes, luminosas y acogedoras. 

El color blanco es un color elegante por naturaleza y las puertas lacadas en este color van a dar un toque de sofisticación a tu hogar independientemente de cuál sea su estilo decorativo. Además, el color blanco satinado del lacado hace que estas puertas aporten mucha luminosidad y otorguen una sensación de amplitud a los hogares, lo que las convierte en la opción más adecuada para aquellas viviendas pequeñas y con poca luz. 

Estas puertas encajan tanto en dormitorios infantiles como juveniles o de adultos e igualmente, quedan igual de bien en una cocina o en un cuarto de baño.

Eso sí, si optas por restaurar tus puertas viejas, asegúrate de que se encuentran en perfectas condiciones y acude a un centro de barnizados y lacados en Toledo como el nuestro para garantizar un buen resultado. Nuestros profesionales te ofrecen un trabajo de calidad en todo tipo de piezas y muebles que nos traigas.

Si quieres dar un aire fresco a las puertas de tu casa lacándolas en blanco, no lo dudes. En Lacados Valdivia estudiamos tus muebles y te damos una solución en términos de pintura, decoración y restauración.