Una de las más interesantes ventajas de nuestros trabajos de barnizados y lacados en Talavera de la Reina, es la facilidad de mantenimiento que adquieren en relación al original.

Los muebles de madera que no tienen tratamientos protectores como el lacado o el barnizado son más difíciles de limpiar y mantener intactos, y tienen más peligro de ser afectados por problemas como los insectos xilófagos (termitas, carcoma) y los hongos.

Así pues, muchos clientes cuentan con nuestra experiencia en lacados y barnizados en Talavera de la Reina, y, nos preguntan cómo mantener después el resultado a lo largo del tiempo.

Con una superficie lacada se puede usar para empezar un simple trapo húmedo con agua. Si el agua está muy fría el poder limpiador se reduce, pero si está caliente puede ser demasiado agresivo, así que mejor tibia.

Es posible añadir jabón neutro o un detergente suave, nunca lejía.

Para las huellas puedes usar algo más intenso como el amoniaco. Si hay manchas de bolígrafo o rotulador puedes llegar al alcohol sin que afecte al brillo, nada que ver con los muebles de madera o las superficies sin proteger.

Para el acabado final, sobre todo cuando hay golpes y arañazos, te recomendamos usar una cera incolora o del mismo color de la superficie.

El lacado es fácil de limpiar pero al ser liso y brillante la suciedad se ve más. Evita los reflejos directos de la luz.

Si hay manchas que no desaparecen, antes de arriesgarte habla con nosotros en Lacados Valdivia y nos ocuparemos de dejarlo otra vez como nuevo.