¿Para qué usarían barnices las civilizaciones más antiguas? ¿Cómo eran capaces de producir este producto y cómo hemos evolucionado hasta tener barnizados y lacados Madrid centro? Estas y otras preguntas se nos pueden pasar por la cabeza cuando hablamos de barniz.

Muchas fuentes apuntan a que las primeras personas que empezaron a usar barniz fueron los egipcios. Se sabe porque se ha encontrado en las tumbas de las momias egipcias. El origen del barniz, por tanto, se podría encontrar en el interior de las pirámides. Otros apuntan a que este origen se remonta más atrás en el Congo o en Australia.

Seguimos sin saber dónde encontramos los primeros barnizados, pero lo que sí que se sabe es el material que se debió usar. En aquellos tiempos, la naturaleza proporcionaba todas las materias primas, muy diferentes a las que se usan hoy en día para barnizados y lacados en Madrid centro. Las resinas que se usaban eran naturales y provenían de los árboles de los bosques o las selvas cercanas a las poblaciones humanas. Estas resinas, mezcladas con aceites, también naturales, daban como resultado los primeros barnizados y lacados.

Una vez aplicado y volatilizado el aceite, estos barnices han sido capaces de durar hasta nuestros tiempos. Parece increíble que los procesos más rudimentarios de producción de barniz hayan sido capaces de resistir todo tipo de factores externos. Estas civilizaciones eran capaces de producir productos de alta calidad con técnicas muy simples.

Hoy en día los procesos de fabricación se han mejorado enormemente y ya no usamos resinas naturales, sino resinas sintéticas, mucho más resistentes y con muchas más posibilidades de acabados. En Lacados Valdivia estamos contribuyendo a esta historia y trabajamos para ofrecer los mejores productos y mejorar cada día. Desde Egipto hasta Madrid centro, todos aportamos nuestro esfuerzo para hacer lo que mejor sabemos hacer.