Como especialistas en la restauración de muebles barnizados y lacados de Talavera de la Reina, actividad a la que nos dedicamos desde hace más de tres décadas podemos afirmar que conocemos de primera mano todos y cada uno de los productos que hay en las tiendas para limpiar y abrillantar los muebles de madera. De hecho, cada vez que nuestros técnicos entregan un trabajo restaurado, el mueble en cuestión ha de brillar como si fuera nuevo.

Es cierto que en la sección de droguería de las grandes superficies puedes encontrar decenas de productos que prometen un brillo natural, pero también es cierto que hay otros métodos, de esos de “toda la vida” con los que se logran los mismos resultados y, la verdad por mucho menos dinero, utilizando, además, productos de uso frecuente en las casas. Mezclando, por ejemplo, aceite de oliva y zumo de limón a partes iguales obtenemos un líquido con el que, frotando con un paño, lograremos dejar el mueble reluciente. Un consejo, frota siempre en el sentido de las vetas de la madera.

En nuestro taller de restauración de muebles barnizados y lacados de Talavera de la Reina, en ocasiones tenemos que trabajar sobre mesas sobre las que se han dejado vasos o jarrones. Esas típicas manchas redondas desaparecen rápidamente si, nada más retirar los vasos, frotas con un corcho seco. Si cuando descubres los cercos ya ha pasado tiempo, puedes probar haciendo una pasta espesa a base de ceniza y gasolina.  

En próximos artículos de este blog, los especialistas de Lacados Valdivia volveremos para darte otros consejos para el cuidado de tus muebles.