Una de las dudas que muestran muchas personas cuando se enfrentan a un mueble antiguo de su casa es si realmente merece la pena restaurarlo o es mejor comprar uno nuevo y vender el antiguo, o simplemente tirarlo. En nuestra empresa, donde realizamos trabajos de barnizados y lacados en Tarancón, también nos ocupamos de la restauración de muebles. Por eso en esta entrada queremos detenernos en este punto para intentar sacar algunas conclusiones al respecto.

Un mueble, como cualquier otro objeto, puede tener valor por los materiales con los que ha sido fabricado, por el diseño que tenga o por la antigüedad (que proceda de alguna época especialmente relevante). Pero también puede tener un valor sentimental que lo haga realmente importante para su propietario. Es ese valor el que nos puede indicar si realmente merece la pena arreglarlo o es mejor despedirse definitivamente.

Al mismo tiempo, también tenemos que considerar si el precio de la restauración que vamos a realizar se ajusta a lo que estamos buscando. Si el precio de la restauración es superior a su valor objetivo puede no tener sentido, lógicamente. En el caso de que el mueble tenga un valor sentimental (más que material) tendremos que valorar hasta qué cantidad estamos dispuestos a pagar.

En caso de que tengas un mueble antiguo y no sepas qué hacer con él te aconsejamos que le preguntes a unos profesionales. En Lacados Valdivia podemos asesorarte a la hora de reparar tus muebles. No dudes en consultarnos.

Además, también realizamos diferentes trabajos de barnizados y lacados en Tarancón en diferentes muebles de madera para ofrecerles una mejor protección.