Si estás pensando en tanto en sustituir o quizá en restaurar tus muebles, baraja la posibilidad de optar por los trabajos especializados de barnizados y lacados en Tarancón. 

Mediante el lacado, por ejemplo, podrás darle a tus muebles un aspecto totalmente renovado. Los muebles lacados son muy fáciles de limpiar pues, al tener una superficie tan suave, el polvo no se adhiere con facilidad y, pasando un trapo húmedo, será suficiente para mantenerlos impolutos.

Antes de sustituir una puerta o un mueble de tu hogar, valora la opción de darle un color diferente lacándolo. La pintura se aplica mediante pulverización a pistola, podrás elegir entre una gran variedad de colores y acabados, tanto en brillo como en mate. Con esta técnica, el resultado es uniforme, evitando así las marcas de brocha que se generan con frecuencia al pintar a mano. El acabado que se obtiene con la opción del lacado es muy duradero y como esta pintura no penetra en la superficie, su color se mantiene invariable con el paso del tiempo.

Puedes darle un aspecto moderno a tus muebles antiguos e incluso mantener su aspecto antiguo, porque con los barnizados y lacados en Tarancón puedes conseguir un mueble con aspecto envejecido. Es muy versátil y dará mejor aspecto a muebles baratos, evitando así un desembolso mayor para renovar una estancia.

Si necesitas aportar más luminosidad, de nuevo insistimos, lacando las puertas y ventanas de blanco conseguirás más amplitud. Si lo que buscas es conseguir más originalidad, da a tus muebles distintos colores. Dependiendo de tu estilo podrás elegir tonos pastel o colores más llamativos, incluso romper la uniformidad combinando, por ejemplo, cada silla de un color diferente. 

En Lacados Valdivia puedes encontrar los mejores servicios especializados y personalizados, derivados de nuestra amplia experiencia y profesionalidad. Consúltanos.