Como ya sabes, en nuestra empresa estamos especializados en los trabajos de barnizados y lacados en Toledo. Ambos trabajos no solo sirven para embellecer los muebles de madera, sino que también son una buena forma de protegerlos del deterioro que sufrirán con el uso y por el paso del tiempo. En este sentido, queremos abordar en esta nueva entrada del blog, los diferentes tipos de barnices que podemos emplear para la madera.

Los barnices se componen de un disolvente y una resina, que protege la madera cuando el disolvente se ha evaporado. Los barnices naturales son los que cuentan con una resina natural. Es el caso de la goma laca, segregada por un insecto que se reproduce en árboles y que se usa desde hace siglos.

El barniz sintético es el resultado del uso de las resinas alquídicas, dando lugar a barnices y a esmaltes sintéticos. Este tipo de barniz ofrece muy buena resistencia en el exterior.

El barniz de poliuretano es uno de los que ofrece mejor adherencia a la superficie. Tiene una resistencia importante al calor, el rayado, el abrasivo o incluso los disolventes. Se suele emplear en los suelos de madera.

Otro tipo de barniz es el nitrocelulósico, un barniz especial que se suele usar en instrumentos musicales y en artesanía.

Si quieres dar una imagen diferente a tus muebles antiguos te aconsejamos que pases por nuestro taller. En Lacados Valdivia te ofrecemos la posibilidad de restaurarlos en poco tiempo y con muy buenos resultados.

Estamos especializados en barnizados y lacados en Toledo. Trabajamos con todo tipo de muebles y, siempre, en función de los gustos de nuestros clientes.