Es sencillo pintar muebles lacados en Madrid centro con los mejores servicios y con materiales de buena calidad. El lacado es una técnica para pintar y dar un buen acabado a nuestros muebles de madera y se aplica sobre una base de madera mediante una pulverización a pistola. La base de DM en concreto es el material más apropiado para este tipo de tratamiento, ya que es una compresión de distintas maderas y resinas y no cambia de tamaño por el frío o el calor.

Este hecho hace que no se agriete el material después de recibir dicho proceso. Bien podríamos usar otras maderas buenas para el enlacado como la madera del haya, pero se tiene que trabajar mucho más y dar más capas de fondo. Aún así, existe el riesgo a que salgan grietas en la madera, aunque a algunos les gusten, sobre todo, las maderas de roble agrietadas, ya que las califican de rústicas y antiguas.

Los lacados, en general, constan de un lijado inicial, seguido de una primera capa de tono, un segundo lijado y el toque final con el acabado deseado por el cliente. Una gran ventaja del rápido secado del lacado, es que las partículas de polvo no se pegan. Es por eso que el acabado es tan importante y si queremos buenos resultados, debemos ponernos en manos de especialistas, y por suerte, en Móstoles pintar muebles lacados en Madrid centro es de los mejores.

Es muy importante elegir una laca de gama alta ya que las lacas que son de menos calidad pueden volverse de un tono amarillento con los años. Al final lo barato sale caro y, es por eso, que cada vez más gente visita esta localidad de Madrid. 

Es importante asegurarnos que una pieza que nos acompañará años tenga un buen acabado con Lacados Valdivia. Te atendemos.